10-O Día mundial de la Salud Mental: el papel de los entornos laborales desde las instituciones nacionales e internacionales.

Publicado en Autónomos, Pymes, Trabajadores por el 10 octubre, 2022 0 Comentarios

Cada año desde 1992 se celebra a nivel el 10 de octubre el Día Mundial de la Salud Mental con el objetivo de concienciar sobre la importancia de salud mental. Es una efeméride que promueve la Fundación Mundial de la Salud Mental (WFMH, en sus siglas en inglés) con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que cada año propone un aspecto de la salud mental a partir del lema elegido. Este año, las actividades que se organizarán tanto de estas instancias mundiales como desde las distintas instituciones y autoridades nacionales, girarán alrededor de la prevención del suicidio. El lema elegido es “’Dale like a la salud mental. Por el derecho a crecer en bienestar’”.

De hecho, también, recientemente la Organización Mundial de la Salud ha alertado del efecto del cambio climático y del calentamiento global sobre la salud mental (una influencia creciente para la salud mental), a la vez, que de forma conjunta con la Organización Internacional del Trabajo han realizado un llamamiento a través de una nota conjunta, para adoptar medidas concretas para abordar los problemas de salud en el entorno laboral. Es por ello, un buen momento para dibujar el marco y panorámica institucional de la salud mental en el ámbito laboral y del trabajo.

Así, las directrices mundiales de la OMS sobre la salud mental en el trabajo se concentran en el ámbito de los riesgos psicosociales, a la vez que propone la formación de directivos y mandos intermedios para que participen en la prevención de entornos laborales estresantes y apoyar a las personas trabajadoras que sufren. También, la OMS recomienda asignar recursos económicos y profesionales específicos para su tratamiento.

Otro foco que destaca la Organización Mundial de la Salud, es la atención de las propias necesidades de los trabajadores con problemas de salud mental, incluyendo acciones e intervenciones para la reincorporación de las personas trabajadoras con problemas de salud mental, así como acciones e intervenciones específicas para los profesionales sanitarios y de emergencias.

En concreto, es importante destacar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) define salud mental como: “Un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad”.

Algunas cifras importantes:

  • Según el Informe Mundial de Salud Mental de la OMS (junio 2022) más de mil millones de personas en 2019 vivían con un trastorno mental en 2019 (el 15% de los adultos en edad laboral).
  • A nivel mundial el 43% de los trabajadores aseguran haber experimentado estrés (38% en 2019) y en la UE el 50%.
  • La epidemia de la COVID 19 ha provocado un aumento del 25% de la ansiedad y de la depresión.
  • Según el Atlas de Salud Mental, sólo el 35% de los países contaban en 2019 con estrategias y planes nacionales para la promoción y prevención de la salud mental en el trabajo.
  • En conjunto, las autoridades sanitarias destinaron una media del 2% del presupuesto de salud a la salud mental.
  • En Europa el coste de la depresión debido al trabajo se estima en 805.000 millones de euros al año.
  • Más del 50% de los días perdidos en UE se deben al estrés laboral, según la Encuesta europea sobre riesgos nuevos y emergencias (ESENER).
  • El estrés causa el 30% de las bajas en España, con un coste de 8.000 millones de euros, según el Informe Empresas Humanas y Saludables de la Fundación Mashumano, siendo el quinto país de Europa con más nivel de estrés.
  • Existe una clara insuficiencia de profesionales dedicados a la salud mental. España cuenta con una media de 6 psicólogos por cada 100.000 habitantes, cuando la media de la Unión Europea son 18.

Finalmente, el gobierno español ha incorporado en la última Estrategia de Salud Mental del Sistema Nacional de Salud para 2022-2026 en la que se reconoce la importancia de las empresas, centros de trabajo y entornos laborales en la salud mental, en una adecuada gestión de los riesgos psicosociales y en el apoyo a las personas con problemas de salud mental en este ámbito y como contribución a su recuperación en estos entornos comunitarios.

Desde Ibermutua, en el ámbito de su actividad como Mutua Colaboradora con la Seguridad Social y su modelo de colaboración público privada en el ámbito preventivo, promovemos un compromiso conjunto en materia de salud mental para empresas y entornos saludables junto con la educación, prevención y autocuidado propio de las personas trabajadoras orientado al desarrollo de capacidades adaptativas y de resiliencia, además de abogar por la consideración de la salud mental basado en la evidencia científica y sin estigma social. Además, Ibermutua se ha integrado como colaborador de la plataforma Sperantia, impulsada por la Universidad Pontificia de Comillas, para promover la ayuda y orientación psicológica personalizada a las personas trabajadoras protegidas de sus empresas mutualistas y, de cara a este escenario creciente, estamos preparando un conjunto de iniciativas en materia de salud mental para nuestro colectivo.

Documentos de interés:

Etiqueta: ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.