El Día Mundial contra el Cáncer en tiempos del COVID-19

Publicado en Autónomos, Pymes, Trabajadores por el 4 febrero, 2021 0 Comentarios

El 4 de febrero de cada año, se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) y la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC), con el objetivo de concienciar y movilizar a la sociedad para avanzar en la prevención y control de esta enfermedad. Una enfermedad en aumento, cuya detección y tratamiento precoz es clave para reducir su mortalidad. En este post, ofrecemos una visión del efecto de la pandemia del COVID- 19 sobre el tratamiento y diagnóstico del cáncer, recordamos las principales recomendaciones para su prevención y ofrecemos una relación de organizaciones de ayuda a pacientes, familiares y de investigación.

Día Mundial contra el Cáncer

Según indica de la Asociación Española contra el Cáncer, en los últimos 20 años, la supervivencia de las personas enfermas por cáncer ha aumentado un 20%, gracias a la investigación, las nuevas herramientas de diagnóstico precoz y a los tratamientos más específicos y eficaces. Pero la pandemia del coronavirus ha influido negativamente en el diagnóstico, tratamiento y supervivencia de estos pacientes.

Cáncer y COVID-19: su efecto sobre diagnóstico y los tratamientos

La crisis de salud originada por el COVID-19 está teniendo un impacto negativo en la población con cáncer. Según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), durante el confinamiento, de marzo a junio, se produjo una disminución del 21% de nuevos diagnósticos de cáncer. Este descenso se debe, en la mayoría de los casos, a la suspensión de la actividad asistencial, así como al temor de los pacientes a acudir a sus centros hospitalarios por miedo a una posible infección de COVID-19.

En plena tercera ola del coronavirus y después de un año marcado por la pandemia, los especialistas afirman que habrá que esperar para conocer cuál es el impacto real de la pandemia en el descenso de nuevos diagnósticos, aunque estiman que podría llegar a alrededor del 30%.

Esta demora en el diagnóstico en los tratamientos conlleva que, en muchos casos, la detección del mismo se produzca en estados más avanzado, siendo el diagnóstico precoz clave para reducir la mortalidad.

Es necesario, por tanto, garantizar el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades graves como el cáncer y los tratamientos oncológicos, para evitar un exceso de mortalidad por estas enfermedades. Según los expertos, un retraso en la identificación de la enfermedad puede suponer que aumenten las posibilidades de metástasis, y posponer un mes de tratamiento puede aumentar la mortalidad entre un 6 y un 13%.

Cifras del cáncer en el mundo y en España

El cáncer constituye una de las principales causas de mortalidad del mundo, con aproximadamente 9,9 millones de muertes relacionadas con tumores en 2020.

En el año de la pandemia, el cáncer ha sido la tercera causa de mortalidad en España, con un 20,4% de muertes, superada por las enfermedades cardiovasculares (23%) y las infecciosas y parasitarias entre las que se encuentra el COVID-19 (20,8%), según el último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondiente al pasado diciembre.

Además, desde hace décadas, en nuestro país, el número absoluto de cánceres diagnosticados va en aumento. Este incremento responde a factores como el aumento poblacional, el envejecimiento de la población o la exposición a factores de riesgo.

Cada año casi 280.000 personas son diagnosticadas de cáncer en España y más de 112.000 personas mueren anualmente (300 personas cada día). El cáncer sigue siendo un desafío económico, social y sanitario ahora y en los próximos años.

Factores de riesgo y recomendaciones

Los cánceres pueden deberse a múltiples causas y la mayor parte de ellos son consecuencia de la exposición a diversos factores causales distintos.

Es importante recordar que, aunque algunos factores no pueden modificarse, tal y como indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), un tercio de las muertes por cáncer son debidas a cinco factores de riesgo evitables:

  • El tabaco: (responsable de hasta un 33% de los tumores en el mundo y de hasta un 22% de las muertes por cáncer): Cuanto más fume una persona, cuanto antes empiece a fumar y cuanto más tiempo siga fumando, más aumenta el riesgo de cáncer.
  • Las infecciones: los agentes infecciosos causan aproximadamente 2,2 millones de muertes por cáncer al año. Esto no significa que estos cánceres se contagien como una infección, sino que el virus puede provocar cambios en las células que las vuelvan más susceptibles de convertirse en cancerosas.
  • El alcohol: está cada vez más demostrado que todas las bebidas alcohólicas causan diversos cánceres y el riesgo de padecerlos aumenta cuanto mayor sea el consumo de bebidas alcohólicas, e incluso la ingesta moderada de alcohol aumenta el riesgo de cáncer.
  • El sedentarismo: la actividad física habitual ayuda a reducir el exceso de grasa corporal y el riesgo de cáncer asociado.
  • Las dietas inadecuadas: la alimentación y la ingesta nutricional, sobre todo en el caso de las dietas con mucha carne roja, carne procesada y alimentos con sal y con insuficiente cantidad de fruta y verdura con poca fruta y verdura, repercuten en el riesgo de cáncer.

Recomendaciones para prevenir el cáncer

Organizaciones de ayuda

Etiqueta: , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.