¿Tienes problemas con tu voz? Recomendaciones para su buen uso

Publicado en Autónomos, Trabajadores por el 8 julio, 2019 0 Comentarios

La voz es un elemento muy importante de la comunicación que usamos diariamente, pero que no siempre la utilizamos correctamente. En este post vamos a repasar unas pautas para cuidar y mantener la voz y qué factores de riesgo debemos evitar.

BUEN USO DE LA VOZ

Ocho de cada diez casos de afonía (cuando la persona se queda totalmente sin voz) o disfonía (cuando la voz pierde calidad acústica, coloquialmente denominado voz ronca) se deben a un mal uso o abuso de la voz. Profesores, cantantes, actores, teleoperadores y locutores son las profesiones de más riesgo por ser la voz su instrumento de trabajo y utilizarla, por lo general, durante más tiempo y con mayor intensidad y tensión muscular.

Si habitualmente padeces carraspeo, tos por uso de la voz, cansancio al hablar, garganta áspera o reseca, o variación de tono e intensidad a lo largo del día, te recomendamos que leas este post para conseguir cuidar y mantener un buen uso de la voz.

Recomendaciones para cuidar y mantener la voz

  • Bebe al menos 2 litros de agua al día.
  • Humedifica el ambiente.
  • Evita bebidas demasiado calientes o muy frías.
  • No abuses del consumo de bebidas alcohólicas.
  • No fumes.
  • Realiza lavados nasales al menos dos veces al día. (Cómo hacer un lavado nasal: la cabeza debe de estar inclinada hacia abajo, se coloca la oliva de la botella o la jeringa en una fosa nasal, y con la boca abierta se aprieta con fuerza moderada de la botella o jeringa, de modo que el agua pueda pasar por las fosas nasales y la boca. Si perjudica el oído, aprieta con menos fuerza y el agua retrocederá por la fosa nasal).
  • Evita permanecer en ambientes contaminados o mal ventilados.
  • Permanece en ambientes bien ventilados con un grado de humedad adecuado.
  • Evita cambios bruscos de temperatura (calefacción, aire acondicionado, etc).
  • No utilice productos de limpieza que desprendan vapores tóxicos sin tomar las debidas precauciones de ventilación y protección.
  • Duerme el tiempo suficiente para sentirte descansado.

Pautas de Higiene Vocal que te pueden ayudar : ¿Qué debes evitar y qué debes hacer en su lugar?

EVITA HAZ EN SU LUGAR
No carraspees ni tosas habitualmente Bosteza o traga lentamente y bebe un poco de agua.
Evita hablar de forma prolongada a larga distancia y en el exterior. Acércate para favorecer la audición. Aprende técnicas de proyección vocal.
No te dirijas a grandes auditorios sin una amplificación adecuada. Utiliza micrófono.
No hables mucho durante un ejercicio físico agotador. Espera a que tu sistema respiratorio te lo permita.
No contengas la respiración mientras piensas lo que vas a decir. Mantén la garganta relajada cuando empieces a hablar.
No hables con frases más largas que el ciclo espiratorio natural. Habla lentamente, realizando pausas frecuentes y entonando las frases.
No aprietes los dientes ni tenses la mandíbula ni la lengua. Mantén separados los dientes superiores e inferiores.
No hables con voz monótona de tono bajo. Mantén una voz alimentada por el flujo respiratorio.
Evita el estrés, la ropa ajustada, ambientes no saludables Mantén una buena aptitud de relajación ante la vida.
Comidas fuertes, picantes y excesos de sal. Mantén una buena alimentación
No exijas a tu voz más de lo que exigirías al resto de tu cuerpo. Dedica tiempo al reposo vocal durante el día.
No andes con el cuerpo encorvado ni con posturas poco equilibradas. Aprende y utiliza hábitos adecuados de postura y alineación
No pases por alto los signos prolongados de tensión vocal, disfonía, dolor de garganta, ardor de estómago, alergias… Consulta a tu médico si experimentas síntomas que afectan a la garganta o cambios en la voz durante más de diez días.

 

Etiqueta: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *