Recomendaciones para teletrabajar en las mejores condiciones de seguridad y salud

Publicado en Autónomos, Trabajadores por el 27 marzo, 2020 0 Comentarios

Ante la situación de crisis sanitaria que estamos viviendo en nuestro país y teniendo en cuenta las medidas implementadas en esta situación excepcional de la pandemia del Coronavirus, en la que se aboga, para todas las empresas en las que sea factible, el teletrabajo, traemos a nuestro blog unas sencillas recomendaciones para mejorar las condiciones de seguridad y salud a la hora de realizar el mismo.

En este post explicamos cómo organizar el tiempo de trabajo, evitar dolores de espalda, cuello o la fatiga visual entre otras, así como gestionar adecuadamente las emociones y evitar el sedentarismo.

¿Cómo hacerlo?

Al iniciar la jornada:

  • Empieza el día con tu aseo habitual, tal y como haces los días laborables.
  • No te quedes con la ropa que hayas utilizado para dormir. Levántate, aséate y vístete como si fueras a tu lugar de trabajo. Quitarse el pijama y arreglarse hace que tu cabeza se centre y active.
  • Mantén un horario similar al que sigues cuando acudes al centro de trabajo (de inicio y fin de jornada). Trabajar desde casa requiere mantener un horario de inicio y fin.
  • Sigue horarios similares de desayuno, comida,… y hazlos en otro espacio que no sea el que utilizas para trabajar.
  • Mientras desayunas o almuerzas, evita responder llamadas.
  • Si durante estos días otras personas de tu familia también están en casa, dentro de las posibilidades, ubica tu espacio de trabajo en un lugar tranquilo, e intenta que no te interrumpan constantemente. Mejorarás la concentración.

Organizar el tiempo de trabajo:

  • Planifica, por orden de prioridad, las tareas que vas a realizar durante la jornada.
  • Durante el horario laboral has de estar conectado, contestando las llamadas y correos electrónicos que recibes. Y por el contrario, desconecta cuando finalice el tiempo de trabajo.
  • Durante el horario de trabajo, procura reducir al mínimo whatsApp u otras redes sociales. Estos días suelen versar sobre el mismo tema. Precisamente el trabajo puede darte “un respiro” de esta situación.
  • Cuando termines de trabajar, evita estar delante del ordenador. Realiza actividades con tu familia o alguna afición para la que nunca encuentras tiempo.
  • Sí no tienes muchas tareas que realizar, ponte al día con aquellas que no realizas por falta de tiempo en condiciones normales.

Cómo mejorar las condiciones de seguridad y salud:

  • Mantén unas condiciones de temperatura adecuadas para el trabajo sedentario y vístete acorde a ellas.
  • Mantén ordenada y limpia la zona donde vas a trabajar.
  • Mantén la pantalla y resto de componentes ofimáticos en lugar estable, evitando la caída de los mismos que podrían dañarnos y deteriorarse.
  • Intenta no tener líquidos demasiado cerca del teclado y resto de elementos ofimáticos.
  • Ventila la zona un par de veces al día.
  • Coloca los cables del equipo intentando que no estén extendidos en zonas de paso.

Cómo evitar los dolores de espalda, cuello. muñecas…:

  • No trabajes en el sofá, en la cama u otros lugares que no te permitan la postura recomendada. Tu espalda se resentirá después de unos días.
  • Procura que tu cuerpo forme ángulos de 90 grados en codos, rodillas y caderas.
  • Regula la altura de la pantalla para que tu cuello no este inclinado hacia abajo ni hacia arriba.
  • Es conveniente la utilización de reposapiés. Coge algún elemento que te permita elevar las piernas (un peldaño pequeño, una caja de zapatos, una caja de plástico duro,…), de una altura que te despegue, ligeramente, los muslos del borde del asiento.
  • Si la silla en la que trabajes no es tipo oficina, procura elegir, entre las que tienes en casa, la que te facilite mantener la espalda erguida, permitiendo su apoyo en el
  • Si necesitas un reposamuñecas puedes prepararte uno con una toalla pequeña enrollada.

Cómo evitar la fatiga visual:

  • Instala tu mesa de trabajo en un espacio lo más luminoso posible, preferiblemente con luz natural.
  • Procura que la pantalla se encuentre a una distancia de los ojos entre 60 y 80 cm.
  • Alterna las tareas con la pantalla con otras que te permitan el descanso ocular (llamadas telefónicas) cada 30-45 minutos de trabajo ininterrumpidos. Si es necesario, ponte algún tipo de aviso o alarmas.
  • Evita los reflejos y deslumbramientos ubicando la pantalla de tal forma que la luz, natural o artificial, no esté situada frente a tus ojos.
  • Complementa la luz natural con artificial cuando la primera, por si sola, no sea suficiente para leer documentos en papel sin forzar la vista.

Cómo evitar la soledad o el aislamiento:

  • No realices todo por email. Utiliza el teléfono, sobre todo con las personas que tengas más confianza y te permitan una conversación distendida.
  • Si no vives sólo, aprovecha las pausas para levantarte y conversar con otras personas. Y si vives sólo haz alguna llamada personal.
  • Música de fondo, con volumen no muy elevado, ayuda a mejorar el ánimo y concentración. No recurras a la TV o noticieros, éstos déjalos para fuera del horario laboral.

Recomendaciones para la gestión de emociones:

  • Mantén una actitud optimista y objetiva, busca recursos gratificantes: hablar con los demás, leer, escuchar música, bailar, pintar…
  • Lleva a cabo los hábitos adecuados y de higiene y prevención que recomienden las autoridades sanitarias.
  • Apóyate en tu familia y amigos. Ayuda a familia y amigos a mantener la calma y a tener un pensamiento adaptativo a cada situación.
  • Procura hacer vida normal y continuar con tus rutinas. Respetando en todo momento las pautas de actuación de las autoridades.
  • Cuida especialmente tu estado de ánimo, lo que dices y cómo lo dices. Especialmente si tienes niños en casa, pero no solo, cuida mucho tus pensamientos y emociones, de manera que puedas construir y responder adecuadamente a momentos en los que el ánimo falla y la sensación de incertidumbre y desasosiego surge.

Recomendaciones para evitar el sedentarismo: En estos días, al trabajar desde casa, se lleva una vida más sedentaria, por este motivo es importante:

  • Evita pasar mucho tiempo sentado. El Ministerio de Sanidad recomienda que los niños menores de cinco años no pasen más de una hora sentados, así como que el resto de población no supere las dos horas en esa posición.
  • Ponte una alarma y así no se te olvidará. Puedes aprovechar incluso este momento para realizar algún desplazamiento por casa.
  • Intenta incluir momentos en los que trabajes de pie, no siempre sentado/a.
  • Aumenta tu actividad física, lucha contra la inactividad. Realizar algo de actividad física o ejercicio te puede ayudar a evitar problemas de rigidez articular, complicaciones circulatorias, e incluso también te puede ayudar a nivel emocional y mental.
  • La práctica de ejercicio físico te mantendrá en forma y aumentará las sustancias estimulantes de tu cuerpo que te hacen sentir bien. Reduce los síntomas de depresión y ansiedad, mejora el funcionamiento de del cerebro, activa el cuerpo y aumenta la sensación de bienestar.
  • Puedes realizar actividad física con muchas de las cosas que tienes en casa; bailar, hacer sentadillas, flexiones, estiramientos…
  • Recuerda que es muy importante hidratarse.

Información relacionada:

Etiqueta: , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.