¿Sabes qué es un Laboratorio de Biomecánica o Unidad de Valoración Funcional?

Publicado en Autónomos, Pymes, Trabajadores por el 30 mayo, 2019 0 Comentarios

La Biomecánica es una ciencia que estudia y analiza el movimiento mediante la aplicación de unos principios mecánicos básicos. Se apoya en distintas disciplinas como la mecánica, la ingeniería, la anatomía y la fisiología para estudiar el comportamiento del cuerpo humano y resolver los problemas derivados de las diversas condiciones a las que puede verse sometido. Entre sus aplicaciones, que se utilizan en el campo de la Medicina, la Ergonomía y el Deporte, la Biomecánica permite medir la capacidad funcional de una persona. En este post te explicamos la utilización que Ibermutua hace de esta ciencia, a través de sus Laboratorios de Biomecánica.

Laboratorios de Biomecánica de Ibermutua

En el año 2005, Ibermutua puso en marcha su primer Laboratorio de Biomecánica o Unidad de Valoración Funcional. Se trata de una unidad especializada en la que se evalúa de forma objetiva el estado funcional del sistema músculo-esquelético de aquellos trabajadores que han sufrido un accidente laboral o una enfermedad común, y que presentan algún tipo de limitación o dificultad para retornar a sus actividades habituales.

Permiten, por tanto, obtener información objetiva sobre la situación funcional de la persona accidentada, facilitando que el médico pueda definir la actitud terapéutica más adecuada a seguir, en función de las limitaciones funcionales existentes.

Esta valoración puede realizarse siempre que sea necesario, independientemente del momento en el que se encuentre el proceso patológico del paciente. Además, resulta especialmente útil cuando se quiere medir la eficacia del tratamiento que está siguiendo, cuando es necesario analizar las modificaciones que pueden efectuarse respecto a dicho tratamiento y cuando, una vez finalizado el proceso patológico, hay que definir de forma objetiva y precisa las limitaciones funcionales que tiene el paciente. Es decir, cuando es necesario valorar y cuantificar las secuelas que pueden acarrear los daños producidos por distintas patologías y si estas secuelas influyen de algún modo sobre la capacidad de trabajar.

¿Cómo se efectúa la valoración funcional?

En los Laboratorios de Biomecánica de Ibermutua, las pruebas de valoración funcional son realizadas por un equipo de profesionales sanitarios constituido por Médicos, Fisioterapeutas y Auxiliares de Clínica.

Para ello, comparan los datos obtenidos en numerosos parámetros analizados con los existentes en una base de datos de normalidad. De esta manera, comprueban si el nivel funcional del paciente se encuentra dentro o fuera de la normalidad y en qué porcentaje se aleja de los parámetros establecidos como normales.

Para realizar estas mediciones, disponen de numerosas herramientas, que varían en función de la técnica biomecánica que se utilice en el proceso de valoración y de la patología que se analice.

Es frecuente el uso de un sistema de fotogrametría o vídeo con diferentes cámaras sincronizadas, que tienen capacidad para registrar la imagen del paciente estudiado y analizar las características del movimiento que desarrolla cuando realiza un determinado gesto.

También se utiliza un programa electrónico capaz de medir de forma objetiva tanto la fuerza desarrollada por los diferentes grupos musculares como el rango de movimiento que es capaz de efectuar una determinada articulación.

¿Qué tipos de movimientos se analizan?

Pueden analizarse distintos tipos de movimientos. Es muy frecuente, por ejemplo, el análisis de la marcha humana, para valorar la capacidad de deambulación de un paciente, de especial interés en los procesos patológicos que se localizan a cualquier nivel de las extremidades inferiores.

Para analizar la capacidad funcional de deambulación se emplea una pista de marcha instrumentada con 2 plataformas dinamométricas, con capacidad para registrar las distintas fuerzas que ejerce contra el suelo una persona al caminar sobre ellas y obtener información relativa a las características de dichas fuerzas, la duración de las pisadas, las diferencias existentes entre ambas extremidades inferiores y la consistencia de los resultados que se alcanzan.

Igualmente frecuente es el estudio y tratamiento de los trastornos del equilibrio postural, que se manifiestan en forma de mareos, vértigos e inestabilidades, y que con bastante asiduidad están relacionados con procesos de origen traumático localizados tanto a nivel cráneo-encefálico como a nivel cervical.

Al igual que la valoración funcional de la fuerza de empuñadura y pinza, que permite analizar la fuerza muscular de agarre del puño, la pinza lateral y la pinza distal en aquellos trabajadores que han sufrido una patología específica de la extremidad superior.

Junto a este tipo de valoraciones, en los Laboratorios de Biomecánica de Ibermutua también son muy frecuentes las valoraciones funcionales de lumbalgias, cervicalgias, así como de las patologías de rodilla, hombro y movilidad articular.

En la actualidad, Ibermutua cuenta con diez Laboratorios de Biomecánica ubicados en sus centros de A Coruña, Alicante, Barcelona, Granada, Madrid Murcia, Oviedo, Sevilla Valencia y Valladolid, logrando con ellos un mejor control de la evolución de los pacientes, ya que permite detectar de forma precoz si se está empleando el tratamiento más adecuado o si, por el contrario, el paciente no responde de la forma esperada.

 

Etiqueta:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *