Consejos para un verano saludable

Publicado en Autónomos, Pymes, Trabajadores por el 4 agosto, 2020 0 Comentarios
Recomendaciones verano saludable

Estamos metidos de lleno en el verano y por este motivo traemos a nuestro blog unas recomendaciones, que ha elaborado el Ministerio de Sanidad generales, para recordarte los principales riesgos asociados a esta estación y cómo debemos actuar para eludirlos y disfrutar de unas vacaciones seguras. Asimismo, recordamos las indicaciones básicas para protegerte del COVID-19, ya que hay que tener en cuenta que, a día de hoy, no existe evidencia de que el calor evite el contagio.

Recomendaciones generales:

  • Bebe agua y líquidos con frecuencia, aunque no tengas sed y con independencia de la actividad física que realices.
  • No abuses de las bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, ya que pueden hacerte perder más líquido corporal.
  • Aunque cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, presta especial atención a los más pequeños, a los mayores y a las personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardiacas.
  • Permanece el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados, y refréscate cada vez que lo necesites.
  • Procura reducir la actividad física y evitar realizar deportes al aire libre en las horas más calurosas (de 12.00 a 17.00 horas).
  • Usa ropa ligera, holgada y que deje transpirar.
  • Nunca dejes a una persona en un vehículo estacionado y cerrado (especialmente a niños, ancianos o enfermos crónicos).
  • Consulta a tu médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y que puedan estar relacionados con las altas temperaturas.
  • Mantén tus medicinas en un lugar fresco; el calor puede alterar su composición y sus efectos.
  • Haz comidas ligeras que te ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.)

Protección frente a radiaciones solares:

  • Evita exponerte al sol en las horas centrales del día (de 12 a 17 horas), así como exposiciones prolongadas o siestas.
  • Disminuye las partes del cuerpo expuestas directamente al sol. Las prendas ligeras, las camisas de punto tupido y los pantalones largos bloquearán la mayor parte de la radiación solar. Las prendas más cómodas en los climas calurosos son las camisas de algodón de colores claros. La ropa debe ser cómoda y no demasiado ceñida.
  • Cúbrete la cabeza con sombreros o gorras.
  • El sol puede dañar también los ojos, por lo que es recomendable utilizar gafas de sol homologadas que filtren, al menos, el 90% de la radiación ultravioleta(UV).
  • Utiliza productos de protección solar con un factor elevado y adecuados a tu edad, tipo de piel y zona del cuerpo. Estos protectores deberán aplicarse, en cantidades generosas, 30 minutos antes de exponerse al sol y renovarse cada dos horas y después de cada baño. Recuerda que ni siquiera los productos de protección solar muy eficaces y que protegen frente a ambas radiaciones, UVB y UVA, pueden garantizar una protección total frente a los riesgos que la radiación ultravioleta entraña para la salud. La única forma de evitar completamente los daños del sol es evitar la exposición y, cuando esto no se haga, tomar las medidas de protección adecuadas descritas para intentar disminuir el riesgo. Ten especial cuidado en exposiciones sobre y en el agua, ya que la radiación puede penetrar hasta un metro en el agua clara mientras que tú no sientes calor. Protege especialmente a los niños, ya que son muy sensibles a sobre exposiciones al sol en esta época del año. Se debe evitar también que menores de 3 años estén expuestos al sol. Se deben utilizar cremas de factor solar elevado (se aconsejan factores de protección solar mayores de 40).
  • Si tomas medicación, comprueba que ésta no aumenta la sensibilidad cutánea a la radiación ultravioleta.
  • No olvides que el riesgo de quemaduras solares se incrementa con la altura (cada 300 metros, aumenta un 4% el poder de las radiaciones ultravioletas) por lo que en la montaña se deben seguir los mismos consejos para protegerse del sol.

Disfruta de la piscina y el mar sin riesgos:

  • Vigila a los menores de forma constante y de cerca, tanto cuando están en el agua o se encuentran jugando cerca de ella.
  • Utiliza un chaleco salvavidas si no se sabes nadar o aunque sepas nadar cuando practiques un deporte de náutica.
  • Respeta el significado de las banderas y las indicaciones de los socorristas.
  • No consumas alcohol cuando se vaya a realizar cualquier tipo de actividad en el agua.
  • Evita bañarte de noche.
  • Báñate siempre acompañado.
  • Procura conocer la profundidad y las características del fondo del agua antes de zambullirte.
  • Evita bucear o saltar en aguas turbias.
  • Evita bañarte en zonas de corrientes.
  • Ten precaución con las medusas. Si te ha picado o tocado una medusa conviene seguir los siguientes consejos: Limpia la zona afectada por la picadura, no frotes la zona afectada, ni con arena ni con la toalla ni con nada que pueda lesionar más usa siempre agua salada. Durante 15 minutos, aplica frío sobre la zona afectada usando una bolsa de plástico que contenga hielo. Nunca aplicar hielo directamente. Si el dolor es muy intenso o el estado de la persona empeora progresivamente, se debe acudir de inmediato a un centro médico.

COVID-19, protégete a ti mismo y a los demás

Recuerda:

  • Lávate las manos frecuentemente y minuciosamente.
  • Al toser o estornudar cúbrete la boca y la nariz con el codo flexionado.
  • Evita tocarte los ojos, la nariz y boca, ya que las manos facilitan su transmisión.
  • Limpia con regularidad las superficies que más se tocan.
  • Mantén la distancia interpersonal de seguridad de 1,5 metros entre personas.
  • Usa la mascarilla.
  • Usa pañuelos desechables para eliminar secreciones respiratorias y tíralos a la basura tras su uso.
  • Si presentas síntomas, aíslate en tu habitación (si no es posible: mantén la distancia de seguridad de 2 metros con el resto de convivientes y extrema la higiene) y contacta con el Centro de Salud.

Si en estos días debes trabajar, en este enlace puedes acceder al post Trabajar con calor. ¿Cómo actuar cuando aparece un golpe de calor? con una serie de consejos útiles relacionados con tu seguridad y salud laboral, pero, en todo caso, no olvides que los buenos consejos nunca sustituyen a las atenciones de tu médico y especialista. Él es quien mejor te puede recomendar qué hacer en cada caso.

Etiqueta: , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.